Humedades: tipología y causas

Las humedades son un problema muy común que afecta no solo a la propia estructura de su vivienda sino a la calidad de vida de sus ocupantes, a su propia salud, los muebles o la ropa. Existen tres tipos de humedades que pueden afectar a edificios, viviendas, bajos o garajes manifestándose en manchas de moho en la pared, manchas de moho en el techo, hongos en las paredes, desconchones de pintura, malos olores o aparición de condensación.

Humedades por condensación: se producen por el exceso de vapor de agua en existente en el interior de las viviendas, que se condensa al entrar en contacto con una superficie fría (paredes, ventanas, etc.), debido a un exceso de hermeticidad de los elementos que conforman una vivienda.

Humedades por capiralidad: son aquellas en el que el agua existente en el subsuelo penetra por los poros o capilares de los cimientos o paredes en contacto con el terreno, manifestándose como manchas, eflorescencias y degradación de las pinturas o revestimientos

Humedades por filtración: se generan por la entrada directa del agua por grietas o fisuras en muros soterrados, fachadas, cubiertas, etc.

En Stop Humedades ofrecemos soluciones testadas de calidad para la total erradicación de todo tipo de humedades, las manchas, el moho, el frío y los malos olores de manera garantizada por escrito hasta 30 años.

¡Llama ya y pide tu Diagnóstico y presupuesto GRATIS!