Humedad y Pobreza energética

Según el estudio publicado recientemente “Pobreza Energética en España“, elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), un 18 por ciento de la población española reconoce vivir en hogares con goteras, humedades o podredumbre en paredes, ventanas, cimientos, techo etc.

 

El informe además, reconoce el poder calentar una vivienda a una temperatura saludablemente adecuada está provocando la aparición de afecciones menores como gripe y resfriados y empeorando la situación de personas con artritis y reumatismo.

La pobreza energética es la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano). Las causas que generan esta precariedad energética son diversas: bajos ingresos del hogar, deficiencias estructurales, falta de mantenimiento  y calidad insuficiente de la vivienda, precios elevados de la energía, etc. Sus consecuencias en el bienestar son también variadas: temperaturas de la vivienda inadecuadas, incidencias sobre la salud física y mental (incluyendo mortalidad prematura de ancianos), riesgo de endeudamiento y desconexión del  suministro, degradación de los edificios, despilfarro de energía, emisiones, etc.

Ese debate iniciado a partir del dictamen Comité Económico y Social Europeo sobre “La pobreza energética en el contexto de la liberalización y de la crisis económica” (Diario Oficial de la Unión Europea de 11 de febrero de 2011) en el que se propone tener en cuenta la pobreza energética a la hora de elaborar cualquier propuesta de política energética y la necesidad de abordar la eficiencia energética en la construcción comos una nueva prioridad social, tiene en España un largo recorrido

 

Además, se genera un mayor riesgo de sufrir enfermedades respiratorias y cardiovasculares, que afectan más intensamente a ancianos y niños y que, en algunos casos, son causa directa de muerte, cuantificándose entre 2.300 y 9.300 las muertes prematuras a causa de la pobreza energética entre 1997 y 2010.

En el estudio se analizaron las políticas y medidas existentes para paliar esta situación a la hora de orientar las políticas energéticas en el hogar.

Si necesitas la ayuda profesional de una empresa que elimine humedades en casa (paredes, techo, etc) contacta con nosotros. ¡Podemos ayudarte!